Proveedores de bodas

¡Hola, hola! Hoy vengo a hablaros un poco más de mi trabajo como fotógrafa de bodas y lo que implica más allá del reportaje de boda en sí. Como podréis imaginar, ser fotógrafo de bodas no significa sólo ser contratado para hacer el reportaje de la boda de parejas que se casan. Las bodas tienen todo un gigantesco mecanismo de proveedores y servicios por detrás y habitualmente las empresas que trabajan en este sector necesitan el servicio de fotógrafos para crear contenido para sus redes sociales, webs y publicidad.

Y, claro, ¿quién mejor para este trabajo que un fotógrafo especializado en bodas? Ya sabréis que el reportaje de boda no es simplemente hacer fotos a los novios y ya está, la organización de una boda te lleva a muchas pequeñas empresas y proveedores que aportan su pequeña parte en ese todo que es la boda en sí, hay decoración, cátering, regalitos, está el lugar donde celebréis la boda, el dj, la iluminación…un sinfín de empresas y personas que tienen su presencia, en mayor o menor medida en cualquier boda. Para la mayoría de parejas, cada detalle de su boda es importante porque ha sido elegido cuidadosamente, así que los fotógrafos (y videógrafos) tenemos mucho cuidado a la hora de no olvidar esos pequeños detalles que a veces pasan desapercibidos pero que son importantes para vosotros. 

Muchas veces, si no la mayoría, las empresas y proveedores que trabajan en el sector nos piden el material que hemos obtenido en el propio reportaje para poder mostrar su servicio en acción, pero también muchas veces con eso no es suficiente. Sobre todo para la imagen web o para poder publicitar productos/servicios nuevos, es necesario contratar a un fotógrafo específicamente. 

En mi caso he trabajado con varias empresas del sector y con cada una de una manera diferente. Muchas veces es necesario ir a eventos en los que podemos retratar el servicio en acción, otras veces tendremos shootings de producto específicamente para la tienda online o catálogos y otras haremos shootings con unos cuantos proveedores de diferentes servicios para poder mostrar un buen trabajo en equipo (sobre esto pronto tendréis noticias ;)). 

En fin, que yo sólo venía a contaros la fotografía de bodas abarca mucho más que el reportaje de boda, es apasionante, divertido y conoces a un montón de empresas maravillosas súper comprometidas con el sector con las que es un verdadero placer trabajar.

Y ya para acabar un poco de spam:  mi pareja, que es mi compi de curro y un fantástico videógrafo, y yo, estamos montando una pequeña empresa llamada Tallat especializada en imagen corporativa y para empresas. Ya contaré un poco más en otro post más adelante 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *